¿El aguacate engorda?

¿Cómo consumir aguacate de manera sana?

El aguacate es un alimento muy rico en grasas, pero no por ello nos va a engordar. Las grasas que contiene el aguacate son sanas y nos ayudan a combatir las grasas nocivas que se encuentran en nuestro organismo. Aun así, es recomendable vigilar las cantidades de aguacate que consumimos, ya que es un fruto rico en calorías.

¿Cuántas calorías aporta un aguacate?

Para calcular las calorías que aporta un aguacate debes conocer la cantidad de gramos que pesa la porción que vas a consumir. Una porción de aguacate corresponde a 1/3 de un aguacate mediano o 50 g.

En una dieta de 2000 calorías, la FDA define el aporte de calorías de un alimento de esta manera:

  • Bajo: 40 calorías.
  • Moderado: 100 calorías.
  • Alto: 400 calorías o más.

Tenemos que 50 g de aguacate aporta 80 calorías, es decir, según la FDA su aporte de calorías es moderado. En esta porción también encontrarás 20 vitaminas, minerales y antioxidantes, por lo que es una excelente fuente de nutrientes.

Comer aguacate en reemplazo de productos grasosos te ayudará a reducir tu consumo de grasas trans y grasas saturadas gracias a su aporte de grasas mono y poliinsaturadas a la par que reduce el riesgo de padecer de enfermedades crónicas como cáncer, hipertensión y cardiopatías.

Consúmelo en pequeñas cantidades, en especial a la hora de la cena. Recuerda que las calorías consumidas y no quemadas son almacenadas en tu cuerpo y te harán subir de peso.

¿Cómo consumir aguacate de manera sana?

Para consumir un aguacate de manera sana basta con prepararlo con poca o nada de sal y condimentarlo con hierbas aromáticas y vegetales como cilantro, perejil, pimentón y tomate.

Mantequilla de aguacate

Puedes utilizar el aguacate como un sustituto de la mantequilla, basta con macharla y mezclarla con unas gotas de aceite de oliva y de limón. Puedes untarla en pan integral o en galletas.

Salsas para ensaladas y otros platos.

Todos sabemos que una ensalada sana lleva como aderezo una pizca de aceite y vinagre o limón, pero esta combinación con el tiempo puede resultar aburrida y llevarnos a pecar con mayonesa y otros productos poco sanos y grasos. Por suerte, el aguacate puede ser un gran sustituto.

Tritúralo con un chorrito de aceite, orégano o cualquier hierba aromática de tu preferencia, agrega unas gotas de limón y una pizca de sal y mézclalo con tu ensalada.

También puedes triturarlo con pimentón, tomate, cebolla y perejil y utilizarlo como aderezo para acompañar carnes y aves.

Cremas

Puedes usar el aguacate como base para preparar cremas con la cual rellenar verduras y crepes o bien, para aportar consistencia a sopas frías y calientes.

Puedes condimentarlo con comino, ajo, cilantro, albahaca o pimienta que le dan personalidad, aunque conviene no abusar de especias ni plantas aromáticas para no ahogar su sabor.

También puedes agregar un poco de pulpa a tu mayonesa o vinagreta para potenciar su sabor y untuosidad.

Helados y postres

El aguacate combina muy bien con frutos secos y frutas frescas a la hora de preparar postres. Incluso puedes endulzarlo con frutas secas, sirope de arce y miel. Con esta mezcla puedes preparar pudines, tartas, helados y mousses.

También puedes agregarlo a zumos de frutos, en especial si son tropicales o emplearlos con base para preparar batidos con leche vegetal de avena, almendras y soja.

Recetas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Más información